Tito: Consuelo al prójimo | Personajes Bíblicos

La Biblia nos identifica a Dios como nuestro consolador. La palabra Consolador significa alguien que se conmueve con el dolor ajeno y trata de quitar dolencia. Hay muchos versos en la Biblia que nos habla en torno a Dios ser nuestro consolador:

1). Isaías 51:3: Ciertamente consolará Jehová a Sión; consolará todas sus ruinas. Cambiará su desierto en un edén y su tierra estéril en huerto de Jehová; se hallará en ella alegría y gozo, alabanzas y cánticos: Este verso nos habla en torno a Dios consolar ante un desastre natural.

2). Isaías 61:2: A proclamar el año de la buena voluntad de Jehová y el día de la venganza del Dios nuestro; a consolar a todos los que están de luto: Todos nosotros hemos sufrido muerte de familiares o personas cercanas a nosotros, y como esto nos ha causado dolor. Dios promete ser nuestro consolador ante nuestro dolor por la perdida de seres cercanos.

3). Ezequiel 14:22: Sin embargo, he aquí quedará en ella un resto, hijos e hijas, que serán llevados fuera; he aquí que ellos vendrán a vosotros, veréis su camino y sus hechos y seréis consolados del mal que hice venir sobre Jerusalén, de todas las cosas que traje sobre ella: Dios es amor, pero fuego consumidor.

4). 2ª Corintios 7:6-7: Pero Dios, que consuela a los humildes, nos consoló con la venida de Tito; y no solo con su venida, sino también con la consolación con que él había sido consolado en cuanto a vosotros, haciéndonos saber vuestro gran afecto, vuestro llanto, vuestra preocupación por mí, de manera que me regocijé aún más.

5). Filipenses 2:1-2: Por tanto, si hay algún consuelo en Cristo, si algún estímulo de amor, si alguna comunión del Espíritu, si algún afecto entrañable, si alguna misericordia, completad mi gozo, sintiendo lo mismo, teniendo el mismo amor, unánimes, sintiendo una misma cosa.

6). 2ª Tesalonicenses 2:16-17: Y el mismo Jesucristo Señor nuestro, y Dios nuestro Padre, el cual nos amó y nos dio consolación eterna y buena esperanza por gracia, conforte vuestros corazones y os confirme en toda buena palabra y obra: Jesucristo nos amó tanto que se entrego por nosotros en la cruz del calvario. Y esto nos hace tener consolación en nuestras vidas porque nos hace tener una esperanza por medio de El.

7). Filemón 7: Pues tenemos gran gozo y consolación en tu amor, porque por ti, hermano, han sido confortados los corazones de los santos: Los hermanos en la fe somos la familia de los que están en Cristo.

(Visited 22 times, 1 visits today)

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *