Pablo y Silas: Todas las cosas obran para bien | Personajes Bíblicos

Entonces la multitud se amotinó contra Pablo y Silas, y los magistrados mandaron que les arrancaran la ropa y los azotaran.

Después de darles muchos golpes, los echaron en la cárcel, y ordenaron al carcelero que los custodiara con la mayor seguridad. Recibir tal orden, este los metió en el calabozo interior y les sujetó los pies en el cepo. (Hechos 16: 16-40)

(Visited 21 times, 1 visits today)

You might be interested in

LEAVE YOUR COMMENT

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *